Estudiantes del Libro de Urantia
Bienvenido a EstudiandoUrantia! Regístrate para participar del Foro.

Bem-vindo a EstudandoUrantia! Cadastre-se e participe do Fórum.

Welcome to Estudiandourantia! Register to participate.

Estudiantes del Libro de Urantia

Estudiantes del Libro de Urantia, la quinta revelación epocal - Estudantes do Livro de Urântia, a quinta revelação de época.
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
El Discernimiento Espiritual mayo 2010 by FELU Beethoven - Claro de luna by agonzalez The Mission Gabriel s Oboe. by adagio_cantabile Ultimate Secret Garden by hieuluoi Song From Secret Garden by Shohreh

Comparte | 
 

 Escrito 105 - “INVITACIÓN Y EXHORTACIÓN ESPIRITUAL RESPETUOSA” REALIDADES DEL ESFUERZO ESPIRITUAL DEL CREYENTE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jeannie Vázquez
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 228
Fecha de inscripción : 19/11/2008
Edad : 56

MensajeTema: Escrito 105 - “INVITACIÓN Y EXHORTACIÓN ESPIRITUAL RESPETUOSA” REALIDADES DEL ESFUERZO ESPIRITUAL DEL CREYENTE   Sáb 18 Oct 2014, 13:50

DE: JAIME DÍAZ PAGE- MÉXICO-
JULIO 2014
ESCRITO 105
 
INVITACIÓN Y EXHORTACIÓN ESPIRITUAL  RESPETUOSA
REALIDADES DEL ESFUERZO ESPIRITUAL DEL CREYENTE
 
Amados hermanos y hermanas, estudiantes de El Libro de Urantia, creyentes del Evangelio del Reino de Jesús, los saludo cordialmente. Esta invitación y exhortación espiritual respetuosa, contiene realidades espirituales vinculadas a nuestro esfuerzo o lucha espiritual en la búsqueda de Dios y su verdad divina; realidades que como creyentes, han de surgir en cada uno de nosotros mediante nuestros ideales, anhelos, deseos, determinaciones y decisiones morales inteligentes, así como del grado en que cada uno de nosotros nos consagremos a hacer la voluntad de Dios en nuestra vida humana.
 
Presentamos estas realidades, sin tratar de presionar a ningún hermano creyente, sino sólo con el deseo de ayudar de todo corazón a crear la conciencia del buen trabajo y esfuerzo espiritual necesario para construir nuestra alma de la manera más perfecta posible de la mano de Dios y Cristo Miguel.
 
Es por esto que Jesús nos dice que no debemos estar inmóviles en los asuntos del Reino eterno del Padre. Jesús nos aclara que los que no se esfuerzan o trabajan espiritualmente, no pueden recibir los dones divinos para la sobrevivencia del alma y la personalidad. Recordamos que no existe la iluminación y salvación automática del alma; esta la obtenemos cada uno de nosotros mediante el propio esfuerzo espiritual, en alianza duradera con Dios, con nuestro espíritu interior.
 
 El Evangelio del Reino de Jesús requiere de nosotros varias realizaciones o logros espirituales personales, procurando por nuestra parte mantener elevados ideales espirituales. Como creyentes que somos no debiéramos conformarnos con el progreso espiritual que hemos alcanzado hasta este momento, sino esforzarnos en buena voluntad por acrecentarlo mayormente, asociándonos con el Espíritu divino del Padre que mora en nuestro interior espiritual, el Ajustador del Pensamiento, para que él nos guie, nos enseñe e ilumine espiritualmente. Comparto este trabajo con mucho amor  y profundo respeto por cada uno de ustedes. Les recuerdo que todos como hijos de Dios, somos muy tiernamente amados por el Padre Universal y Jesús de Nazaret, nuestros Padres Creadores; en verdad nuestros Creadores aman tiernamente a toda la humanidad que existe en el planeta Tierra y a todos sus hijos que viven en otros mundos del universo.
 
Consideremos estas verdades: Jesús nuestro Padre Creador, vino a la tierra para enseñarnos algo adicional: la conformidad voluntaria de la voluntad del hombre a la voluntad de Dios; esto significa consagrar voluntariamente nuestra voluntad a hacer la voluntad de Dios. Dios no nos obliga, solo nos invita y nosotros decidimos hacer algo y ser alguien en el universo.  Jesús fue un hombre auténtico, real, de una gran experiencia en las cosas de este mundo, él no quería producir simplemente  hombres religiosos, totalmente ocupados con sentimientos religiosos y animados únicamente por impulsos espirituales. La enseñanza de Jesús es una religión de valor, de coraje y de heroísmo. 1582:1.
 
REALIDADES  DEL ESFUERZO O LUCHA ESPIRITUAL PERSONAL
 
1.- Leamos y conozcamos lo más posible el Evangelio del Reino de Jesús.
2.- Hagamos realmente la Voluntad de Dios Padre.
3.- Anhelemos asemejarnos espiritualmente a Dios Padre.
4.- Busquemos a Dios en el Sistema Espíritu Morontial superior. 
5.-.Deseemos realmente apropiarnos las cualidades de Dios el Padre.
6.- Disfrutemos del privilegio y placer de orar y adorar a Dios Padre.
7.- Conozcamos la Verdad divina, y vivámosla en nuestra vida diaria.
8.- Anhelemos vivir nuestra vida  en la rectitud de Dios.
9.- Preparémonos verdaderamente para revelar el amor divino del Padre Universal a todos los seres humanos, nuestros hermanos.
10.- Produzcamos los indispensables frutos del Espíritu, mediante la adoración regular a Dios Padre.
11.- Conozcamos a Dios, para poder amar a todos los seres humanos, así como nos amamos a nosotros mismos.
12.- Anhelemos recibir en el alma, el amor supremo del Padre Eterno: su  verdad, su belleza, y su bondad.
13.- Entremos al Reino por la fe y la dependencia confiada de un niño pequeño.
14.- Anhelemos construir nuestra alma con los valores supremos y divinos.
15.- Crezcamos diariamente  en la gracia y en el conocimiento de la Verdad divina.
16.- Propongámonos alcanzar a Cristo Miguel en Salvington y a  Dios Padre en el Paraíso.
17.- Anhelemos en verdad la sobrevivencia de nuestra alma.
18.- Decidamos alcanzar logros y niveles reales de progreso espiritual verdadero, como nos pide Jesús.
19.- Aceptemos con gusto, amor y gratitud la guía de nuestro Espíritu Ajustador del Pensamiento.
20.- Amemos a nuestro Ajustador del Pensamiento y cooperemos sinceramente con él.
21.- Anhelemos lograr la libertad por la fe, el reconocimiento de la verdad y el autodominio del yo.
22.- Gustemos de vivir las enseñanzas de Jesús, eliminando el punto muerto de la indecisión; pongámos a Dios en primer lugar.
23.- Demos la lucha de la fe en los niveles elevados de la comprensión de la divinidad, comulgando con Dios.
24.- Apropiémonos la fe viviente y dinámica, mediante nuestra experiencia religiosa personal con  Dios Padre.
25.- Sintonizemos nuestra alma para recibir las emisiones universales del Espíritu infinito de nuestro Padre Universal.
26.- Anhelemos con fuerza que nuestra personalidad se vuelva un fenómeno continuado en el universo de universos del Padre Universal.
27.- Renunciemos a la vida egoísta de nuestro  yo.
28.- Sintamos en el alma el descubrimiento de Dios.
29.- Recibamos y aceptemos con amor, la influencia espiritual elevadora del Espíritu de la Verdad y el Espíritu Santo en nuestra comunión adoradora.
30.- Amemos a los Espíritus del Padre Creador y la Ministra Divina del universo local, con amor verdadero, respeto, gratitud y profunda devoción.
31.- Luchemos por la constancia y el hábito positivo de adorar a Dios.
32.- Produzcamos un carácter noble, compasivo y comprensivo como el de Dios Padre.
33- Confiemos en Dios Padre por la fe, sin verlo.
34.- Consagremos  nuestra voluntad personal a hacer la voluntad de Dios.
35.- Cumplamos el Gran Mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, con toda tu mente y con toda tu fuerza”.
36.- Busquemos un lugar privado, para orar y comulgar con Dios en la intimidad.
37.- Busquemos los valores divinos en el mundo espiritual y en los niveles divinos de la Realidad Eterna mediante la oración-adoración a Dios Padre.
38.-  Descubramos por la fe que somos hijos de Dios.
39.- Volvámonos hábiles para sentir cada vez más en el alma, la Presencia de Dios.
40.- Evitemos el progreso espiritual a medias, parcial y riesgozo.
41.- Anhelemos adquirir verdadero discernimiento espiritual y sabiduría divina.
42.-  Renovemos nuestra mente de manera espiritual y progresiva.
43.- Amemos lo divino para poder conocerlo en la intimidad con Dios.
44.- Alcancemos dentro de nosotros mismos los niveles supramateriales de la conciencia de la divinidad y de la conciencia de la comunión con Dios.
45.- Logremos que nuestra meditación espiritual (oración-adoración) se convierta en un hábito agradable y necesario para el desarrollo espiritual de nuestra alma.
46.- Proporcionemos diariamente el alimento y el ejercicio espiritual para nuestra alma.
47.- Propongámonos ampliar la capacidad de nuestra alma para recibir mayormente a nuestro espíritu divino.
48.- Seamos capaces de discernir la Verdad divina a través del alma.
49.- Entablemos de hecho una franca y real  amistad con Dios Padre.
50.- Esforcémonos en cumplir de buen ánimo el Mandato Divino de nuestro Padre Universal: “Sed vosotros perfectos así como yo soy perfecto”.
51.- Aceptemos gustosamente aprender las lecciones espirituales del Evangelio del Reino, antes de proseguir al mundo siguiente.
52.- Probemos, por, para y en nosotros mismos la existencia de Dios.
53.- Inspiremos nuestra mente y ennoblezcamos el alma de la mano de nuestro Espíritu interior, la presencia de Dios en nosotros.
54.- Empleemos la oración a Dios para lograr la mejor y verdadera Adoración a nuestro Padre divino.
55.- Busquemos a Dios interiormente y situemos nuestra mente en la dinámica espiritual de la divinidad.
56.- Vivamos nuestra vida divinamente, porque vivir divinamente es hacer la voluntad de Dios.
57.- Tengamos una fe auténtica en Dios Padre y en Cristo Jesús.
58.- No nos desanimemos por las desgracias.
59.- Demos la debida importancia a los asuntos de la vida material.
60.-  Demos a la vida terrenal lo que corresponde a la vida terrenal, y a Dios lo que es de Dios.
61.- Mantengamos ideales espirituales  elevados.
62.- Esforcémonos por trascender la mediocridad humana y los placeres de la inmadurez.
63.- Busquemos el autodominio progresivo de nosotros mismos.
64.- Seamos tolerantes con nuestros hermanos menos iluminados.
65.- Compartamos la fe de Jesús, creamos lo que él creía y cómo él creía en Dios y en hacer la voluntad de Dios.
66.- Seamos un buen ejemplo para el prójimo, mediante el amor y el servicio altruísta.
67.- Mantengamos buen ánimo durante nuestra lucha espiritual.
68.- Soportemos con valentía los sufrimientos inevitables.
69.- Hagamos el bien a pesar de alguna frustración.
70.- Respetemos siempre la personalidad de todos nuestros hermanos y hermanas.
71.- Propiciemos la participación de Dios en  las decisiónes de nuestra personalidad.
72.- Vayamos  más allá del mero humanismo elevado, que carece de valores espirituales de sobrevivencia.
73.- Evitemos sentirnos “importantes” o “Maestros”, considerémonos estudiantes espirituales de la verdad eterna.
74.- Incorporemos una auténtica humildad ante Dios y ante el prójimo.
75.- Seamos leales a nuestros Padres Creadores: al Padre Universal, a Cristo Miguel y al Espíritu Creativo, la Ministra Divina.
 
Las realidades espirituales aquí presentadas, surgen en un orden distinto de acuerdo a nuestra sinceridad, voluntad e interés  en las Realidades de nuestro Padre Creador.
 
 Todos  los hijos de Dios somos distintos; tenemos una personalidad diferente y progresamos de acuerdo a las propias luces de nuestro libre albedrío. Consagrar nuestra voluntad a hacer la voluntad del Padre que está en el cielo, nos ayuda enormemente a la realización progresiva de las realidades espirituales. Lo que en nosotros es espiritualmente potencial, se vuelve una verdadera realidad espiritual en nuestra alma y mente, simplemente somos transformados por la gracia de nuestro Espíritu divino interior y El Espíritu de la Verdad.
 
Presentamos estas realidades espirituales con el propósito de sembrar una semillita motivadora para la aparición de los logros espirituales que el Padre nos pide para  que podamos vivir con él y en él. Esperamos que esta semillita fructifique en cada uno de los que amamos a Dios y creemos en él, mediante el propio anhelo, amor, cuestionamiento, discernimiento, determinación y sabias decisiones de buena voluntad. Seamos un ejemplo vivo del amor del Padre para que podamos inspirar y atraer hacia la luz, a aquellos hermanos nuestros que hoy se encuentran en ignorancia espiritual. Que el amor, la bondad y la tolerancia para el prójimo, sea en nosotros la insignia de una gran alma. Vayamos pues, construyendo en la Tierra la fraternidad de los hijos de Dios por la fe; complazcamos al Padre divino y a Cristo Miguel (Jesús).
 Esta invitación-exhortación tiene la intención respetuosa de crear en nosotros y en todos los  creyentes del Evangelio salvador, una  especial motivación, y un animo tal, que nos sintamos impulsados a la verdadera y viva acción espiritual, dando en espíritu y en verdad, la verdadera lucha de la fe que nos brinde un progreso espiritual  constante y abundante, siempre guiados por nuestro Espíritu divino interior, el Espíritu de la Verdad y el Espíritu Santo, obteniendo la verdadera alegría  y las satisfacciones espirituales del descubrimiento de Dios, el servicio altruísta al prójimo y otras realidades espirituales en nuestra propia alma, tomando conciencia de estas realizaciones a través de nuestra mente humana.
 
Hermanos y hermanas, obtengamos vigor cósmico; que nuestras decisiones surjan de la sabiduría divina, eliminando para siempre el punto muerto de la indecisión. Que el Padre divino y Jesús nos iluminen. Deseamos un gran éxito espiritual a todos los buscadores sinceros de la verdad divina, y que el Padre divino encuentre complacencia en nuestros pensamientos, palabras y obras de rectitud.
 
Las realidades espirituales aquí presentadas, de una manera u otra, están contenidas en las declaraciones de los reveladores y Jesús de Nazaret en los distintos capítulos del Libro de Urantia.
 
Ahora, consideremos estas palabras de Jesús para los creyentes que  buscan entrar al Reino de Dios:
 
“La entrada al Reino del Padre es totalmente libre, pero el progreso—el crecimiento en la gracia-- es indispensable para permanecer dentro de el. 1682:4.
 
“Mis discípulos (creyentes) entrarán al Reino del cielo mediante sus decisiones morales y por sus victorias espirituales (logros); y una vez que ellos hayan entrado al Reino, encontrarán alegría, rectitud y la vida eterna. 1536:4.
 
“Aquellos que buscan en primer lugar entrar al Reino, y comienzan así a  esmerarse por alcanzar una nobleza de carácter semejante a la de mi Padre, pronto poseerán todas las cosas (espirituales) que son necesarias. Pero les digo con toda sinceridad, a menos que busquen la entrada al Reino con la fe y la dependencia confiada de un niño pequeño, no serán admitidos de ninguna manera” 1536:5.
 
La salvación (del alma) no es para aquellos que no están dispuestos a pagar el precio de una dedicación entusiasta a hacer la voluntad de mi Padre”. 1829:1.
 “A todos vosotros que habéis tenido el valor de confesar vuestra fe en mi evangelio delante de los hombres, los reconoceré dentro de poco delante de los angeles del cielo; pero el que niegue a sabiendas la verdad de mi enseñanzas delante de los hombres, será renegado por su guardián de destino delante de los angeles del cielo” 1820:5.
 
El joven Ganid le pidió a Jesús que le explicara la diferencia entre la voluntad de Dios y ese acto mental humano de elección que también se llama voluntad. En esencia, Jesús dijo: la voluntad de Dios es el camino de Dios, la elección de asociarse con Dios frente a cualquier alternativa potencial. Por lo tanto, hacer la voluntad de Dioses la experiencia progresiva de estar volviéndose más y más parecido a Dios, y Dios es la fuente y el destino de todo lo que es bueno, bello y verdadero. La voluntad del hombre es el camino del hombre, la suma y substancia de lo que el ser humano elige ser y hacer. La voluntad es la elección deliberada de un ser autoconsciente (ser humano), que lo conduce a llevar a cabo una decisión basada en una reflexión inteligente. 1431:2.
 
Un Mensajero Solitario de Orvontón nos dice: “Hacer la voluntad de Dios, es ni más ni menos que una demostración de la disposición de la criatura de compartir la vida interior con Dios, con el mismo Dios que ha hecho posible esa vida de valor y significado interior para la criatura”. 1221:2.
 
Un Mensajero Poderoso nos dice: “Ningún ser, en el ejercicio de su supuesta libertad personal, tiene el derecho de privar a ningún otro ser, de los privilegios de la existencia conferidos por los Creadores.  Ningún ser en todo el Universo tiene la legítima libertad  de privar a ningun otro ser de la verdadera libertad, el derecho de amar y ser amado, el privilegio de la adoración a Dios y de servir a sus semejantes”. 614:4; 615:2.
 

Amados hermanos y hermanas, mi profunda gratitud por su atención  prestada a este trabajo. Que el Padre divino nos ilumine por merecimiento, colmándonos con su fuerza de voluntad y  bendiciones espirituales. Reciban todos mi saludo, mi respeto y un cálido abrazo fraternal. Sinceramente su hermano Jaime.               www.urantia.org/es
Volver arriba Ir abajo
http://estudiandourantia.2forum.biz
 
Escrito 105 - “INVITACIÓN Y EXHORTACIÓN ESPIRITUAL RESPETUOSA” REALIDADES DEL ESFUERZO ESPIRITUAL DEL CREYENTE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Energia Espiritual...............¿como recargarla?
» "MISA ESPIRITUAL" O "SESION ESPIRITUAL"
» Bienestar y Satisfacción Espiritual
» ¿Agun libro o algo que me ayude o enseñe sobre los dibujos que puedo hacer para los oraculos de velaciones?
» Escrito en los huesos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Estudiantes del Libro de Urantia :: Trabajos sobre "El Libro de Urantia" - Trabalhos sobre "O Livro de Urântia" :: Estudios sobre El Libro de Urantia-
Cambiar a:  
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | Blog gratis