Estudiantes del Libro de Urantia
Bienvenido a EstudiandoUrantia! Regístrate para participar del Foro.

Bem-vindo a EstudandoUrantia! Cadastre-se e participe do Fórum.

Welcome to Estudiandourantia! Register to participate.

Estudiantes del Libro de Urantia

Estudiantes del Libro de Urantia, la quinta revelación epocal - Estudantes do Livro de Urântia, a quinta revelação de época.
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
El Discernimiento Espiritual mayo 2010 by FELU Beethoven - Claro de luna by agonzalez The Mission Gabriel s Oboe. by adagio_cantabile Ultimate Secret Garden by hieuluoi Song From Secret Garden by Shohreh

Comparte | 
 

 Escrito 100- SOBRE LAS FUERZAS ESPIRITUALES - LA FORTALEZA ESPIRITUAL - LA COMUNIÓN CON DIOS

Ir abajo 
AutorMensaje
Jeannie Vázquez
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 228
Fecha de inscripción : 19/11/2008
Edad : 57

MensajeTema: Escrito 100- SOBRE LAS FUERZAS ESPIRITUALES - LA FORTALEZA ESPIRITUAL - LA COMUNIÓN CON DIOS   Sáb 18 Oct 2014, 13:36

DE: JAIME DIAZ PAGE -MÉXICO-
DICIEMBRE 2013
ESCRITO 100
 
SOBRE LAS FUERZAS ESPIRITUALES
 
LA FORTALEZA ESPIRITUAL - LA COMUNIÓN CON DIOS
 
Amados hermanos y hermanas, los saludo en la luz  y presencia del Padre Eterno. Incluiré en este escrito varias enseñanzas sobre los temas enunciados, cuyo objetivo es que cada ser humano establezca una alianza espiritual con Dios, con su Espíritu residente.
 
Un fragmento de Dios vive en nuestra mente humana, y junto a nuestra alma residen el Espíritu de la Verdad y El Espíritu Santo. Estas fuerzas espirituales, en alianza mutua, buscan que podamos captar la realidad de los valores espirituales y comprender los significados universales. No nos quepa la menor duda de que los valores espirituales y las fuerzas espirituales son totalmente reales.
 
Nuestro Gran Dios nos ha dado una parte de su ser eterno e infinito para residir en nuestra mente humana; y si decidimos entregarnos a la guía-dirección de las fuerzas espirituales que están dentro y alrededor de nosotros, sin duda alguna alcanzaremos el glorioso y elevado destino que el Padre Divino ha dispuesto para nosotros, sus hijos del tiempo.
 
El Padre divino, al donar los Ajustadores divinos y el don de la Personalidad, actúa solo, pero para el contacto de las fuerzas espirituales con los seres inteligentes de los universos el Padre utiliza los espíritus y las personalidades del Hijo Eterno y del Espíritu Infinito. El Padre está presente en todas partes, pero se puede discernir su presencia en y a través de las fuerzas espirituales, influencias y presencias que funcionan asociadas en el Gran Universo.
 
Múltiples líneas de fuerza espiritual y fuentes de poder supramateriales nos vinculan con las Deidades de Paraíso: Padre Universal-Hijo Eterno-Espíritu Infinito.
 
En nuestro caso, Jesús, el Hijo Creador, personifica al Padre Universal en nuestro universo local de Nebadón. Él es un centro de personalidad para las fuerzas espirituales del Padre y el Hijo Eterno del Paraíso.
 
Nuestro Padre Creador, Cristo Miguel (Jesús), está dotado de un espíritu de presencia universal, esta presencia es el Espíritu de la Verdad que él derramó sobre la humanidad y que permanece suspendido sobre el mundo desde hace más de 2000 años, buscando enseñarnos la Verdad e iluminar nuestras mentes. Todos aquellos que busquen la Verdad divina según las enseñanzas de Jesús, serán guiados por este espíritu hacia Cristo Miguel (Jesús) quien personifica la Verdad en nuestro universo local. Es por esta razón que Jesús dijo: “A través de este Espíritu atraeré a todos los hombres hacia mí.
 
Este Espíritu de la Verdad que Jesús derramó sobre la humanidad es una poderosa influencia mundial que nos conduce hacia arriba y nos impulsa hacia adentro, hacia el Paraíso, cuando decidimos conocer la Verdad y hacer la Voluntad de Dios. El impulso espiritual hacia adentro es la fuerza más poderosa que existe en el planeta. Los creyentes que conocen la verdad, que conocen a Dios, son las almas más progresivas y dinámicas del Planeta.
 
El propósito del ministerio de las fuerzas espirituales del universo es que podamos ser fortalecidos interiormente con poder mediante nuestro espíritu residente, y que nuestra alma y nuestra mente logren poder espiritual para el bien.
 
Jesús dijo cierta vez: Venid a mí todos los que laboráis, que yo os daré descanso: fortaleza espiritual. 
 
Jesús enseñó que utilizáramos la fuerza espiritual para romper toda resistencia material y pudiéramos superar todos los obstáculos terrenales que pudieran impedirnos el logro de los valores espirituales en la nueva vida espiritual. La utilización de la fuerza espiritual implica conectarnos con Dios en la intimidad espiritual para inspirar nuestra mente, ennoblecer nuestra alma y tomar las decisiones correctas.
 
Durante toda nuestra vida, el espíritu combinado nos asiste para ayudarnos cada vez más a situar nuestra naturaleza material-animal bajo su sabia conducción, bajo su dominio espiritual. Existe en verdad una alianza de fuerzas espirituales y poderes divinos que buscan liberarnos de la esclavitud material y las limitaciones finitas.
 
Para lograr la madurez espiritual necesitamos trabajar, y el trabajo requiere de energía. ¿En donde encontraremos el poder para conseguir esto? Las cosas materiales se dan por evidentes, pero Jesús nos ha dicho que no sólo del pan material vive el hombre.
 
Entonces, si tenemos un cuerpo físico normal y una salud razonable, debiéramos buscar el incentivo necesario que actúe como estímulo para activar las fuerzas espirituales que están latentes en nosotros. Tomando en cuenta que Jesús nos ha dicho que Dios vive en nuestra mente: a) qué podemos hacer para liberar los poderes de divinidad e infinidad que están ligados a nuestra alma? b) qué podemos hacer para dar paso a Dios en nosotros y que él refresque y ennoblezca nuestra alma? c) de qué mejor manera podemos activar los poderes latentes para el bien, que permanecen ligados a nuestra alma?
 
 La excitación emocional no es recomendable porque agota el poder de nuestra mente y cuerpo. Entonces, de donde surge la energía para que hagamos estas cosas? El secreto de todo este asunto está envuelto en la comunión espiritual, en la adoración a Dios mediante la fe. Recordemos que Jesús nos enseñó que la fe en Dios actúa para liberar los poderes de divinidad e infinidad de la chispa divina en nosotros mismos.
 
Desde el punto de vista humano, es un asunto de meditación y relajación simultánea. La meditación logra o realiza el contacto de la mente con el Espíritu, o de otro modo, la meditación conecta nuestra mente con el Espíritu; la relajación (descanso) alcanzada, determina la capacidad de nuestra alma para recibir el contenido espiritual. Al comulgar con Dios, hacemos la voluntad de Dios, entonces surge la fortaleza y desaparece la debilidad, aparece el valor y se disipa el temor; todo esto constituye la adoración. Cuando repetimos estas experiencias, producimos hábitos dadores de fortaleza y hábitos de adoración. Estos hábitos nos otorgan carácter espiritual, y éste es reconocido por nuestros semejantes como el carácter de unapersonalidad madura”.
 
Amados hermanos y hermanas, mientras más se multiplican los atractivos y encantos en nuestra civilización, más urgente es que apliquemos estos hábitos de protección para que conservemos y aumentemos nuestra energía espiritual.
 
Jesús se apartaba frecuentemente para comulgar con el Padre en el cielo, para reunir  fuerza y sabiduría. Jesús realizaba en aislamiento (a solas) la meditación adoradora. Jesús buscaba nuevas reservas de sabiduría y energía para enfrentar las múltiples demandas del servicio social. Buscaba acelerar y profundizar el supremo propósito del vivir -Hacer la voluntad del Padre- sometiendo verdaderamente su personalidad total a la conciencia del contacto con la divinidad.
 
Esta práctica de adoración de nuestro Maestro Jesús, brinda la relajación necesaria que renueva nuestra mente y la iluminación que inspira y ennoblece nuestra alma; dándonos también el valor que nos permite enfrentar decididamente nuestros problemas y la autocomprensión para eliminar el temor que nos debilita. La práctica de la adoración nos trae la conciencia de unión con la divinidad, dándonos  la seguridad necesaria para atrevernos a ser como Dios es. La relajación producida por la adoración o comunión espiritual que realizaba nuestro Maestro Jesús, alivia la tensión, elimina los conflictos y aumenta significativamente los recursos de nuestra personalidad.
 
 NOTA: La relajación consiste en sentarse cómodamente, cerrar los ojos, calmar la respiración y dirigir la atención mental con devoción hacia Dios, al Espíritu interior. “La meditación espiritual implica la técnica de la oración y la adoración a Dios”. En la oración pedimos lo que nos falta en sentido espiritual, y en la adoración sólo escuchamos a Dios con todo nuestro amor, permaneciendo un tiempo en acallada receptividad, para permitir la acción del Espíritu sobre nuestra alma que permanece en adoración atenta. Se sugiere para el proceso de meditación y relajación un tiempo de 20 a 30 minutos diarios, o lo que cada quien desee en su corazón ofrecer al Padre Divino, que es amor infinito.
 
Entonces, cuando por nuestra propia voluntad tomamos la decisión moral de conocer a Dios, realizamos un contacto creativo y auténtico con las fuerzas espirituales del universo que están bajo el control de nuestro Ajustador del Pensamiento. Estas fuerzas son los ministros espirituales asociados que trabajan al unísono y en combinación con nuestro Espíritu residente: el Espíritu de la Verdad y el Espíritu Santo.
 
 
 
Nuestro desarrollo espiritual dependerá de dos cosas: 1) de que mantengamos una conexión espiritual viva lo más permanente posible, con las verdaderas fuerzas espirituales del universo, y 2) de que produzcamos continuamente el fruto del espíritu, compartiendo con el  prójimo lo que hemos recibido de los benefactores espirituales.
 
Los impulsos altruistas, los impulsos superiores del alma, provienen de las fuerzas espirituales que residen en y en torno a nosotros, en nuestra mente humana: el Ajustador del Pensamiento-el Espíritu de la Verdad-el Espíritu Santo. 1134:6.
 
Toda esta enseñanza, más las maravillosas y enriquecedoras enseñanzas del Evangelio del Reino de Cristo Jesús, constituyen la verdadera religión, la Religión del Espíritu.
 
Mediante este camino o técnica, podemos obtener fortaleza espiritual, discernimiento, energía y sabiduría divina. Mediante la fe y la devoción a Dios adquirimos la fe viviente o fe experiencial, debido al contacto espiritual vivo y real con Dios y las fuerzas espirituales combinadas que nos asisten
 
Esta técnica permite que nuestra personalidad alcance la conciencia de contacto con la divinidad. Quien lo haga, obtendrá en sí mismo y para siempre la revelación de Dios en su alma, de tal manera que jamás olvidará la experiencia gloriosa de sentir a Dios en su propia alma. Hagamos que nuestra vida cuente para bien, abriendo nuestro corazón a Dios, a Jesús, a nuestro Espíritu interior (el Ajustador), y en esa medida recibiremos las viandas divinas del Espíritu Universal que es Dios Padre.
 
Lo que Dios quiere de nosotros es que luchemos espiritualmente, que nos esforcemos, que no dejemos pasar el tiempo. El desea que hagamos su voluntad, que comulguemos con él, que en verdad anhelemos ser como él. Por eso es que nos entregó el mandato de “Sed vosotros perfectos así como yo soy perfecto”. Dios nos creó y capacitó de manera que pudiéramos voluntariamente hacer su voluntad, salvar el alma y alcanzar la perfección divina que él ha dispuesto para nosotros. Buscar a Dios en nuestro interior es la mayor y mejor obra que podemos hacer en nuestra vida humana, es lo más inteligente que podemos hacer por sobre todas las cosas de este mundo material. Los seres humanos vivimos una sola vez en nuestro planeta material, no volvemos más. Dios Padre nos ama infinitamente y nos espera con paciencia infinita. Que Dios nos dé fuerza y sabiduría, que hagamos lo correcto, que hagamos su voluntad, volviéndonos hijos eternos de su Espíritu Universal.
 
¡Amemos y honremos a nuestro Padre Creador y a Cristo Miguel -Jesús-!
 
¡Que la fuerza del amor divino del Altísimo nos acompañe a todos!
 
Sinceramente, su hermano Jaime.
 

NOTA: Este trabajo usa citas procedentes de El libro de Urantia, © 1993 que es la traducción al español de The Urantia Book, © 1955 Urantia Foundation, 533 Diversey Parkway, Chicago, Illinois 60614, EE.UU; +1 (773) 525-3319; http://www.urantia.org/es; todos los derechos reservados. Los puntos de vista expresados en este trabajo son del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de la Fundación Urantia o de sus filiales.   http://estudiandourantia.2forum.biz/
Volver arriba Ir abajo
http://estudiandourantia.2forum.biz
 
Escrito 100- SOBRE LAS FUERZAS ESPIRITUALES - LA FORTALEZA ESPIRITUAL - LA COMUNIÓN CON DIOS
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Fortaleza y Pirámides antiguas de origen alienígena en la Luna - Revelado
» EMBARAZO ESPIRITUAL
» Los Dones del Espiritu Santo
» Doppelganger, los extraños mitos sobre los gemelos espirituales o clones
» Yo pongo en ti mi confianza, pues tú eres mi fortaleza

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Estudiantes del Libro de Urantia :: Trabajos sobre "El Libro de Urantia" - Trabalhos sobre "O Livro de Urântia" :: Estudios sobre El Libro de Urantia-
Cambiar a:  
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis