Estudiantes del Libro de Urantia
Bienvenido a EstudiandoUrantia! Regístrate para participar del Foro.

Bem-vindo a EstudandoUrantia! Cadastre-se e participe do Fórum.

Welcome to Estudiandourantia! Register to participate.

Estudiantes del Libro de Urantia

Estudiantes del Libro de Urantia, la quinta revelación epocal - Estudantes do Livro de Urântia, a quinta revelação de época.
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
El Discernimiento Espiritual mayo 2010 by FELU Beethoven - Claro de luna by agonzalez The Mission Gabriel s Oboe. by adagio_cantabile Ultimate Secret Garden by hieuluoi Song From Secret Garden by Shohreh

Comparte | 
 

 EL AJUSTADOR- LA MENTE- EL ALMA- LA PERSONALIDAD

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Micheluz
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 62
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: EL AJUSTADOR- LA MENTE- EL ALMA- LA PERSONALIDAD   Sáb 02 Jul 2011, 14:30

DE: JAIME DÍAZ PAGE (MÉXICO)
DICIEMBRE 2010
ESCRITO 69

EL AJUSTADOR- LA MENTE- EL ALMA- LA PERSONALIDAD

SOBRE EL AJUSTADOR DEL PENSAMIENTO

El Ajustador mora en nuestra mente humana, es la dádiva del Padre eterno. Su misión consiste en ser el Padre Universal para cada uno de nosotros. Trata de elevar espiritualmente la mente humana y trasladar nuestra alma inmortal a las alturas divinas y a los niveles espirituales de la perfección del Paraíso. Mediante nuestro consentimiento, transforma nuestra naturaleza humana en la naturaleza divina del finalista eterno. 1176:3; 1185:1.

El Ajustador es el potencial de nuestra nueva y próxima orden de existencia, que permite lograr, mediante nuestra voluntad personal y consentimiento, la filiación eterna con Dios. El Ajustador trabaja con nuestra mente, con el propósito de construir mediante ajustes y espiritualización una nueva mente para los nuevos y próximos mundos. El Ajustador busca asegurar la sobrevivencia de nuestra alma surgente. El Ajustador es la fuente para nuestro logro espiritual, así como la esperanza del carácter divino dentro de nosotros. Nuestras creaciones mentales que tienen valor de sobrevivencia son duplicadas por el Ajustador en contrapartes espirituales que persisten en nuestra alma o mente intermedia, para nuestra resurrección en los mundos de sobrevivencia. 1191:5,6; 1192:1; 1193:3,4; 1205:2; 1218:6.

SOBRE LA MENTE

La mente es el mecanismo que nos permite pensar, percibir y sentir. Mediante la sabiduría y la adoración (*) puede elevarse hasta el nivel del espíritu. La mente es un sistema de energía personal que existe alrededor de nuestro núcleo espiritual divino (el Ajustador) y que funciona en el ambiente material. La relación de mente–espíritu, constituye el potencial universal que nos permite eternizar nuestra personalidad. 8:8; 142:1.

La mente nos ha sido otorgada por el Espíritu Creativo de nuestro universo local (Ministra divina). La mente nos permite tomar decisiones morales para lograr semejanza con el Ajustador divino que proviene de Dios y es Dios. La mente es la tierra humana de la cual el espíritu divino (el Ajustador) debe producir el alma morontial con la cooperación de nuestra personalidad. La mente está sujeta a nuestro libre albedrío, y es por ella que vivimos o morimos. 378:2; 1177:3; 1216:2, 5,6.

Según usemos la mente durante nuestra vida terrenal, aceptaremos o rechazaremos el potencial de la vida eterna. Nuestra alma mostrará la cosecha de las decisiones morales que realizamos. Lo que nuestra mente desea comprender, ser, y el hecho de anhelar a Dios, es lo que asegura la sobrevivencia y constituye nuestra identificación con el espíritu, produciendo la ascensión espiritual en el universo del Padre Universal. 1216:6.

SOBRE EL ALMA

Cuando la mente humana efectúa su primera actividad moral, llega el Espíritu divino a la mente y es en esa ocasión cuando nace el alma. (Jesús). 1478:4.

El alma es aquella parte nuestra que refleja nuestro “yo”, discierne la verdad y percibe al espíritu de Dios. El alma es una adquisición experiencial. Es producto de nuestro desarrollo espiritual, al mantener una conexión viva o real con las verdaderas fuerzas espirituales del Padre: El Espíritu interior, El Espíritu de la Verdad y El Espíritu Santo. 1478:4; 8:10; 1095:5.

Existen tres factores para el crecimiento gradual de nuestra alma: 1.- La mente; 2.- el espíritu divino; 3.- la relación entre la mente y el espíritu divino. La vinculación voluntaria mente-espíritu divino, da como resultado un valor nuevo, original y único, de potencial duradero y eterno: el Alma. Nuestra alma toma consciencia de la mente y del Ajustador según avanza nuestro desarrollo espiritual. 1218:1, 2, 3, 4, 5,8; 1219:3.

La relación espiritual voluntaria, es en verdad la experiencia religiosa genuina, en la que nuestra alma surgente, mediante la comunión con Dios (*), se apropia gradualmente los valores divinos de sobrevivencia: verdad-belleza y bondad. Así el alma sobrevive a la vida física de nuestra personalidad, convirtiéndose en el embrión del futuro vehículo de la identidad de nuestra personalidad sobreviviente. Sin los valores de sobrevivencia en el alma, nuestra vida humana no tiene ningún significado; el alma-personalidad no sobrevive. 1219:1, 4,6.

Hacer la voluntad de Dios, es el secreto para la sobrevivencia eterna. Jesús nos dice: “Yo soy la resurrección y la vida; el que crea en mí, aunque muera, vivirá. En verdad, el que viva y crea en mí en realidad nunca morirá”. “Yo soy el secreto de la sobrevivencia eterna”. 1221:2,3; 1843:1; 1965:13.


SOBRE LA PERSONALIDAD

La Personalidad es el don divino que el Padre Universal otorga a nuestras energías vivientes y asociadas de cuerpo, mente y espíritu, y puede sobrevivir si sobrevive el alma. La personalidad no es el cuerpo, ni la mente, ni el espíritu, ni el alma. No reside específicamente en alguna de estas energías, pero interactúa con ellas. La personalidad confiere la autoconciencia y el libre albedrío, y tiene prerrogativas de elección. Es función de nuestra personalidad unificar y coordinar las energías vivientes y asociadas. Las energías asociadas de cuerpo, mente y espíritu, constituyen el vehículo orgánico para la manifestación de nuestra personalidad humana. La personalidad comprende mediante la fe, la adoración íntima a Dios, asociada al servicio amoroso a la humanidad. 194:5; 194:3; 195:2, 3, 4,5.

La personalidad puede sobrevivir a la vida terrenal, si elige hacer la voluntad del Padre, alcanzando progresivamente a Dios. El deseo de hacer la voluntad del Padre debe ser supremo en el alma y debe dominar la mente del hijo ascendente de Dios. La tranquilidad y estabilidad, dependen de las decisiones y elecciones de nuestra personalidad y la identificación con el Espíritu divino. 1434:2,4 (Jesús); 1217:2.

Durante nuestra vida humana, el poder de decisión y elección de la personalidad se encuentra en la mente; y a medida que crecemos espiritualmente, nuestro “yo” se va identificando con el alma evolutiva. Después de la muerte, y la resurrección en los mundos de estancia, nuestra personalidad se identifica totalmente con el alma sobreviviente. 1219:1.

Una personalidad humana que sólo se ocupa en tomar decisiones temporales relacionadas con sus problemas materiales, está condenada a perecer en el tiempo. Una personalidad que toma decisiones morales sinceras y realiza elecciones espirituales incondicionales, se asemeja al espíritu divino interior, transformándose progresivamente en una personalidad de valor de sobrevivencia eterna, de progresión sin fin y de servicio divino. (Jesús). 1431:4.

La mala adaptación de la vida autoconsciente de la personalidad hacia el universo, produce la desarmonía cósmica, apartándose la personalidad de la tendencia progresiva del universo y se aísla mentalmente, la personalidad se segrega y sobreviene el cese de la existencia humana con la pérdida del espíritu interior del Padre. (Jesús). 1434:7.

Jesús nos enseña que el significado de la vida es su adaptabilidad; y que el valor de la vida es su capacidad para progresar hacia la perfección, hasta las alturas de la conciencia de Dios. Los conceptos cósmicos que crecen en la personalidad espiritual que progresa, se deben al aumento de la profundidad de discernimiento, y a la amplitud de su conciencia. (Jesús). 1434:6; 1439:6.

***************************************

(*) La adoración sincera implica la movilización de todos los poderes de nuestra personalidad, bajo el dominio de nuestra alma evolutiva y la dirección divina de nuestro Ajustador del Pensamiento. Mediante la adoración, buscamos la comunicación con Dios como hijos de fe del Padre Universal. 66:3; 66:4. 1.- Nuestra mente consiente en adorar; 2.- El alma anhela e inicia la adoración; 3.- El Ajustador, conduce el culto adorador en nombre de la mente y el alma.

(*) La verdadera adoración es una experiencia realizada en cuatro niveles: a) la conciencia de la mente (intelectual); b) la conciencia del alma (morontial); c) la conciencia del espíritu (espiritual); d) y la personalidad unificadora. (Personal). 66:4.

(*) La oración es parte de nuestra experiencia religiosa humana (oración-adoración). La oración incorpora nuestro propio interés. En la adoración no existe petición alguna, ningún elemento de interés personal está presente; simplemente adoramos a Dios por lo que entendemos que él es. La adoración no pide nada ni espera nada en favor del que adora. No adoramos a Dios para derivar algo de tal veneración, rendimos devoción y adoramos a Dios, como reacción espontánea y natural al reconocimiento de su incomparable Personalidad divina, naturaleza amante y adorables atributos. 65:5.

NOTA: Este trabajo usa citas procedentes de El libro de Urantia, © 1993 que es la traducción al español de The Urantia Book, © 1955 Urantia Foundation, 533 Diversey Parkway, Chicago, Illinois 60614, EE.UU; +1 (773) 525-3319; http://www.urantia.org/spanish ; todos los derechos reservados. Los puntos de vista expresados en este trabajo no representan necesariamente los puntos de vista de la Fundación Urantia o de sus filiales.
Volver arriba Ir abajo
 
EL AJUSTADOR- LA MENTE- EL ALMA- LA PERSONALIDAD
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Alimentos que nutren cuerpo, mente y alma
» Cuerpo, mente, espíritu y alma
» Cuerpo, alma y espíritu. Viajes astrales
» El supertelescopio ALMA revela su primera imagen
» Luto por la muerte de una mente brillante

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Estudiantes del Libro de Urantia :: Trabajos sobre "El Libro de Urantia" - Trabalhos sobre "O Livro de Urântia" :: Estudios sobre El Libro de Urantia-
Cambiar a:  
Foros gratis en ForoActivo | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | Hazblog.com