Estudiantes del Libro de Urantia
Bienvenido a EstudiandoUrantia! Regístrate para participar del Foro.

Bem-vindo a EstudandoUrantia! Cadastre-se e participe do Fórum.

Welcome to Estudiandourantia! Register to participate.

Estudiantes del Libro de Urantia

Estudiantes del Libro de Urantia, la quinta revelación epocal - Estudantes do Livro de Urântia, a quinta revelação de época.
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
El Discernimiento Espiritual mayo 2010 by FELU Beethoven - Claro de luna by agonzalez The Mission Gabriel s Oboe. by adagio_cantabile Ultimate Secret Garden by hieuluoi Song From Secret Garden by Shohreh

Comparte | 
 

 ESCRITO 40 - ¿SOMOS HIJOS DE DIOS?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 

Evalúe este Escrito.
Excelente
0%
 0% [ 0 ]
Muy Bueno
0%
 0% [ 0 ]
Bueno
0%
 0% [ 0 ]
Regular
0%
 0% [ 0 ]
Malo
0%
 0% [ 0 ]
Pésimo
0%
 0% [ 0 ]
Votos Totales : 0
 

AutorMensaje
Celina Maura Nantes
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 633
Fecha de inscripción : 19/11/2008
Edad : 46
Localización : Asunción - Paraguay.

MensajeTema: Re: ESCRITO 40 - ¿SOMOS HIJOS DE DIOS?   Sáb 24 Ene 2009, 12:03

DECLARACIONES DE JESÚS DE NAZARET

Cuando habló sobre el “Concepto de Dios”, Jesús dijo: “Y ahora, conocemos a Dios como nuestro Padre en los cielos. Nuestra enseñanza proporciona una religión en la cual el creyente es un hijo de Dios” 1598:9. A Flavio, el judío griego le dijo: “si amas a tu prójimo como te amas a ti mismo, sabes realmente que eres un hijo de Dios” 1600:3. Cierta vez, Jesús pasó una noche con un rico propietario de esclavos y le habló del hombre como un hijo de Dios 1461:3. Al joven Fortunato, temeroso y abatido, le dijo que regresara rápidamente a su deber y que viviera su vida en la carne como un hijo de Dios. 1438:1.

En la ciudad de Ramá, Jesús dijo a Tomás: “El Hijo (Miguel) está dotado naturalmente con la vida del Padre. Habiendo sido dotados con el espíritu viviente del Padre, vosotros sois por lo tanto hijos de Dios. Continuó Jesús diciendo: “Al principio creéis que sois los hijos de Dios porque mi enseñanza os ha hecho más conscientes del direccionamiento interior de la presencia de nuestro Padre que habita en vosotros, pero dentro de poco el Espíritu de la Verdad será derramado a toda carne y vivirá entre todos los hombres y enseñará a todos los hombres....Y este Espíritu de la Verdad que habla en favor de los dones espirituales de vuestras almas, os ayudará a saber que vosotros sois los hijos de Dios. Infaliblemente dará testimonio con la presencia interior del Padre, vuestro espíritu,... diciendo a vosotros que en realidad sois los hijos de Dios. 1642:1,2.

Por la noche en el campamento del Monte de los Olivos, Jesús respondió lo siguiente ante una pregunta de Tomás: “El que hayáis aceptado cierta vez la filiación en el reino celestial, no os salvará si persistentemente y a sabiendas, rechazáis aquellas verdades que tienen que ver con la producción progresiva de frutos espirituales de los hijos de Dios en la carne. 1916:3.

En el cuartel de Pella, al regresar los setenta discípulos de su gira de predicación por varias ciudades, Jesús les dijo: “Habéis ingresado en esta gran tarea de enseñar al hombre mortal que él es un hijo de Dios. Os he mostrado el camino; salid y haced vuestro deber y nos os canséis de hacer el bien” 1808:1.

Las siguientes son palabras de Jesús a Amós, conocido como el lunático de Jeresa: “Amós, tu no estás poseído por un demonio; ya has oído la buena nueva de que eres un hijo de Dios. Te ordeno que salgas de ese trance... Díjole Jesús a Amós, no olvides que eres un hijo de Dios. Regresa con tu propia gente y muéstrales las grandes cosas que Dios ha hecho por ti”. 1696:3; 1697:1.

Ante una pregunta de Tomás que no lograba captar el significado de una enseñanza, Jesús le respondió: “¿No comprendes que os enseño como hijos espirituales de la familia espiritual del cielo, de la cual el jefe paterno es un espíritu infinito y eterno?” 1605:2.

Tomás preguntó a Jesús “¿Quién es este Dios del reino?”, Jesús replicó: “Dios es tu Padre, y la religión –mi evangelio—no es ni más ni menos que creer y reconocer la verdad, de que eres su hijo. Y yo estoy aquí, entre vosotros en la carne para clarificar estas dos ideas con mi vida y mis enseñanzas”. 1590:5.

En la noche del día en que Jesús consagró a los doce apóstoles, Simón Celotes le pregunto a Jesús: “Pero Maestro, ¿todos los hombres son hijos de Dios?” Y Jesús contestó: “Sí, Simón, todos los hombres son hijos de Dios, y esa es la buena nueva que vais a proclamar”. Los apóstoles no conseguían comprender esta doctrina; era una declaración nueva, extraña y sorprendente. A causa de su deseo de inculcar esta verdad en ellos, Jesús enseñó a sus seguidores a tratar a todos los hombres como sus hermanos. 1585:5.

Una noche antes de salir de Pella, Jesús dio a los apóstoles enseñanzas adicionales sobre el reino. Les dijo entre otras cosas lo siguiente: “Pero, hijos míos, no veis con los ojos de la fe, y no oís con el entendimiento del espíritu. Declaro que el reino del cielo es la comprensión y el reconocimiento del gobierno de Dios en el corazón de los hombres. Es verdad que hay un Rey en este reino, y ese Rey es mi Padre y vuestro Padre. Somos en verdad sus súbditos leales, pero mucho más allá de este hecho se encuentra la verdad transformadora de que somos sus hijos”. Más adelante dijo: “pero cuando, a causa del evangelio del reino que he venido a proclamar descubrís por la fe que sois hijos, ya no os seguís considerándoos como criaturas sujetas a la ley de un rey todopoderoso, sino como los hijos privilegiados de un Padre amoroso y divino... pero cuando creéis en este nuevo evangelio de filiación divina, la voluntad de mi Padre se convierte en vuestra voluntad, y sois elevados a la alta posición de los hijos libres de Dios, hijos liberados del reino.” 1588:4,5.

En la decimosexta aparición morontial Jesús dijo a los apóstoles, discípulos y creyentes que prestaran oído a sus palabras y no cometieran de nuevo el error de escuchar su enseñanza con la mente, sin comprender su significado con el corazón. “Desde el principio de mi estancia aquí como uno de vosotros, os enseñé que mi única finalidad era revelar a mi Padre en el cielo a sus hijos en la tierra. He vivido la donación de revelar a Dios para que podáis experimentar la carrera de conocer a Dios. He revelado a Dios como vuestro Padre en los cielos; he revelado a vosotros como los hijos de Dios en la tierra. Lo que el mundo más necesita saber, es que los hombres son hijos de Dios, y que pueden comprender realmente por la fe esta ennoblecedora verdad, y experimentarla diariamente. Mi donación debería ayudar a todos los hombres a saber que son hijos de Dios”. 2052:3,4.

“He vivido entre vosotros como el Hijo del Hombre, para que vosotros y todos los demás hombres puedan saber que todos sois verdaderamente los hijos de Dios” “El evangelio del reino os ha enseñado que todos los hombres son hijos de Dios. Y esta buena nueva relativa al amor del Padre celestial por sus hijos en la tierra, debe ser llevada a todo el mundo. La salvación (del alma) es el don de Dios para todos los que creen que son sus hijos. 2053:1,4.

En la decimoctava aparición Jesús dijo: “Estas grandes verdades y hechos universales están todos relacionados con este evangelio, en el sentido de que son una parte del resultado de creer en la buena nueva, y están contenidos en la experiencia posterior de aquellos que, por la fe (viviente), se convierten de hecho y en verdad en los hijos perpetuos del Dios eterno. 2054:3.

Minutos antes de su ascensión, Jesús dijo a los once apóstoles lo siguiente: “Mediante los frutos espirituales de vuestra vida, impulsad a las almas a creer la verdad de que el hombre es un hijo de Dios, y de que todos los hombres son hermanos. Recordad todo lo que os he enseñado y la vida que he vivido entre vosotros. Mi amor los protege, mi espíritu residirá con vosotros y mi paz morará en vosotros. Adiós.” 2057:4.

La Comisión de seres Intermedios que presentó la narrativa de la vida de Jesús nos dice que el Maestro exaltó y elevó la idea del concepto de Dios como Padre, mediante una experiencia sublime y una nueva revelación de Dios, proclamando que toda criatura mortal (ser humano) es hijo de este Padre de amor, un hijo de Dios. 2087:2.

A mi entender, las declaraciones contundentes de los Reveladores celestes y de Jesús de Nazaret, dejan claramente establecido, sin lugar a dudas, que todos los seres humanos somos verdaderamente hijos de Dios; y que podemos convertirnos por la fe viviente, en los hijos perpetuos del Padre Universal.



NOTA: Este trabajo usa citas procedentes de El libro de Urantia, © 1993 que es la traducción al español de The Urantia Book, © 1955 Urantia Foundation, 533 Diversey Parkway, Chicago, Illinois 60614, EE.UU; +1 (773) 525-3319; http://www.urantia.org/spanish ; todos los derechos reservados. Los puntos de vista expresados en este trabajo son del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de la Fundación Urantia o de sus filiales.
Volver arriba Ir abajo
http://estudiandourantia.2forum.biz/forum.htm
Celina Maura Nantes
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 633
Fecha de inscripción : 19/11/2008
Edad : 46
Localización : Asunción - Paraguay.

MensajeTema: ESCRITO 40 - ¿SOMOS HIJOS DE DIOS?   Sáb 24 Ene 2009, 12:00

DE: JAIME DIAZ PAGE (MÉXICO)
SEPTIEMBRE 2006

ESCRITO 40


¿SOMOS HIJOS DE DIOS?

Amados hermanos y amigos, en este escrito haremos constar declaraciones de los Reveladores celestes y de Jesús de Nazaret relativas a nuestra filiación divina con el Padre Universal, contenidas en la Revelación divina de El Libro de Urantia, la quinta revelación de Dios al hombre. Veamos qué nos dicen los Reveladores celestes.
DECLARACIONES DE LOS REVELADORES
Un Consejero Divino de Uversa nos enseña que en nuestro intelecto humano reside un fragmento real de Dios, que estamos espiritualmente habitados por un Ajustador del Pensamiento para que podamos alcanzar la sobrevivencia espiritual. Que mediante la contemplación interior del fragmento espiritual, podemos encontrar a Dios e intentar comulgar con él. Más adelante dice que la religión de Jesús proclama la buena nueva de “conoce a Dios y conócete a ti mismo como un hijo de Dios”. 62:1; 63:5; 67:6 Dios vive en nosotros y podemos contactarlo al reconocer que somos hijos de Dios, de acuerdo a la revelación de la verdad.

Un Censor Universal de Uversa nos dice que el Padre Universal otorga personalidad a los distintos seres que habitamos la realidad universal (superuniversos y universos), que nosotros hemos sido dotados por él, de personalidad finita mortal en el nivel funcional de hijos ascendentes de Dios. Que esta dotación de personalidad señala nuestro parentesco inicial con Dios con nuestro Padre Creador y que estando nuestro “yo” morado por un fragmento de Dios, somos de hecho hijos espirituales de Dios. 194:1; 195:6.

Un Mensajero Poderoso asignado a Gabriel en Salvington, nos enseña varias cosas al respecto:

a) Que nosotros los humanos (mortales) estamos en el último eslabón de la cadena de seres que se llaman hijos de Dios. b) Que se nos considerará hijos ascendentes en el momento en que nos fusionemos con nuestra chispa divina, con nuestro Ajustador del Pensamiento que reside en nuestra mente humana. Que nuestro estado actual es de hijos de fe hasta que se realice la fusión definitiva con nuestro Ajustador. c) Que es un hecho solemne y supremo que siendo criaturas bajas y materiales, los seres humanos de Urantia somos los hijos de Dios, hijos por la fe del Altísimo. “Mirad, que clase de amor ha derramado el Padre sobre nosotros, para que seamos llamados hijos de Dios”. “A muchos que lo recibieron, les dió potestad de conocer que ellos son hijos de Dios”. “Y porque sois hijos, Dios ha enviado el espíritu de su hijo a vuestros corazones”. d) Que somos seres humanos que pertenecemos a la familia divina y que por lo tanto somos llamados hijos de Dios. Que tenemos el derecho a llamarnos hijos de Dios. 445:2; 447:5; 448:1,2.

Continúa el Mensajero Poderoso diciéndonos que dentro de todos nosotros los seres humanos, habita un fragmento del Padre Universal y que por lo tanto estamos directamente emparentados con el Padre divino de todos los hijos de Dios. Agrega que en calidad de hijos de Dios compartimos la paternidad de Dios y que Dios nos ama a todos por igual, que Dios no hace diferencia. Que el amor de Dios a nosotros es verdadero, sagrado, divino, ilimitado, eterno y único, un amor donado a cada hijo e hija de manera individual, personal y exclusiva.

El Mensajero Poderoso finaliza con estas palabras dirigidas a nosotros: “vosotros como humanos podéis ahora reconocer vuestro lugar en la familia de filiación divina y comenzar a sentir la obligación de aprovecharos de las ventajas tan libremente provistas por el plan del Paraíso para la supervivencia humana, tal plan ha sido tan grandemente enaltecido e iluminado por la experiencia de vida de un Hijo otorgador (Jesús de Nazaret). Todas las facilidades y todos los poderes han sido provistos para asegurar vuestro logro último de la meta Paradisíaca de perfección divina” 445:2; 447:5; 448:1, 2,8; 454:2,3.

Un Mensajero Solitario de Orvonton (nuestro Superuniverso) nos dice que aunque el Padre Universal reside personalmente en el Paraíso, también está realmente presente en los mundos del espacio en las mentes de sus innumerables hijos del tiempo, porque habita en ellos como los Monitores Misteriosos (Ajustadores del Pensamiento). Que el Padre eterno está muy lejos, pero al mismo tiempo está más íntimamente asociado que nadie con sus hijos mortales (humanos) planetarios. 1176:1.

Afirma el Mensajero Solitario que el Ajustador del Pensamiento (monitor misterioso) es la realidad universal divina que hace un hecho la verdad de que Dios es nuestro Padre, Padre del hombre. 1176:6.

Un Melquisedek de Nebadon nos dice que una fe viviente en nuestro origen superhumano (DIOS), valida nuestra creencia de que somos hijos de Dios haciendo reales nuestras convicciones altruistas, los sentimientos de hermandad del hombre. 1134:7. Veamos ahora lo que nos enseña nuestro Padre Creador Jesús de Nazaret.

Volver arriba Ir abajo
http://estudiandourantia.2forum.biz/forum.htm
 
ESCRITO 40 - ¿SOMOS HIJOS DE DIOS?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Eran Angeles de Dios los Hijos de Dios de Genesis 6?????
» EN QUE SE MANIFIESTAN LOS HIJOS DE DIOS Y LOS HIJOS DEL DIABLO
» los hijos de Dios no estan solos
» EN QUE SE MANIFIESTAN LOS HIJOS DE DIOS ,Y LOS HIJOS DEL DIABLO
» Dios Bendiga Grandemente a su Pueblo en el 2015

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Estudiantes del Libro de Urantia :: Trabajos sobre "El Libro de Urantia" - Trabalhos sobre "O Livro de Urântia" :: Estudios sobre El Libro de Urantia-
Cambiar a:  
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | Crear su blog en Hazblog